Información completa de la obra: Los apostólicos

TÍTULO:
Los apostólicos
TEMA PRINCIPAL:
Los apostólicos. Supuesta sociedad secreta de carácter ultratradicionalista creada para defender los intereses de Carlos María Isidro de Borbón al trono
LUGAR PRINCIPAL:
Madrid (Madrid)
OTROS MOTIVOS:
1. «Turba apostólica». 2. Retrato de Mª. Cristina. 3. Retrato de Zumalacárregui. 4. Disputa por el trono de España.
APELLIDOS/SEUDÓNIMO AUTOR:
Pérez Galdós
NOMBRE AUTOR:
Benito
FRAGMENTO DONDE APARECE:
1. La mandan aquí porque si se queda en Italia da la niña al traste con todas las tiranías... Que ella es de lo fino en materia de liberalismo ilustrado y filosófico, me lo prueba más que el bordar pendones el odio que le tiene toda la turbamulta inquisidora y apostólica de España y Europa y de las cinco partes del globo terráqueo. (p. 12.) Aquel día de Diciembre de 1829 el pueblo de Madrid admiró principalmente la hermosura de la nueva reina, la cual era, según la expresión que corría de boca en boca, una divinidad. Su cara incomparablemente graciosa [—41→] y dulce tenía un sonreír constante que se entraba, como decían entonces, hasta el corazón de todo el pueblo, despertando las más ardientes simpatías. Bastaba verla para conocer su agudo talento, que tanto había de brillar en las lides cortesanas, y para prever las nobles conquistas que la gracia y la confianza habían de hacer prontamente en el terreno de la brutalidad y del recelo. Jamás paloma alguna entró con más valentía que aquella en el negro nidal de los búhos, y aunque no pudo hacerles amar la luz, consiguió someterles a su talante y albedrío consiguiendo de este modo que pareciesen menos malos de lo que eran. Fue mirada su belleza como un sol de piedad que venía, si bien un poco tarde, a iluminar los antros de venganza y barbarie en que vivía como un criminal aherrojado, el sentimiento nacional. No ha existido persona alguna a quien se hayan dedicado más versos. Por ella sola se han fatigado más las deidades de Hipócrene y ha hecho más corvetas el buen Pegaso que por todas las demás reinas juntas. A ella se le dijo que si el Vesubio la había despedido con sombríos fulgores, el Manzanares la recibió vestido de flores; se le dijo que Pirene había inclinado la erguida espalda para dejarla pasar y que en los vergeles de Aretusa tocaba la lira [—42→] el virginal concilio celebrando a la ninfa bella de Parténope. La hermosa reina fue también cantada por los grandes poetas; que no todo había de ser ruido en las diversas cataratas de versos que celebraron su casamiento, su entrada, su embarazo, sus dos alumbramientos, sus días, sus actos políticos más notables, y en particular el glorioso hecho de la amnistía. D. Juan Bautista Arriaza, que desde el año 8 venía haciendo todos los versos decorativos y de circunstancias, la letra de todos los himnos y las inscripciones de todos los arcos triunfales, echó el resto, como decirse suele, en las fiestas del año 29. Quintana dedicó al feliz enlace de Fernando VII una canción epitalámica que no quiso incluir en las ediciones de sus obras, y otros insignes vates de la época la ensalzaron en aquellas odas resonantes y tiesas, algo parecidas al parche duro y ruidoso de una caja de guerra, y cuya lectura deja en los oídos impresión semejante a la que produciría una banda de tambores en día de parada. Con todo, en la corona poética de esta insigne reina se encuentran altos pensamientos y graciosas imágenes, principalmente en todo aquello que aparece inspirado por la seductora sonrisa, [ —43→] que cuanto más se ve más enamora. (pp. 40-43) 3. «Diciéndolo, el caballo que montaba el teniente coronel señalado por Salomé resbaló, y sin que el jinete pudiera sujetarlo, cayó pesadamente, arrastrando a este. La caída fue tremenda. Oyose inmensa gritería mujeril. Detúvose la gente, arremolinose el regimiento, acudieron soldados y paisanos al infeliz jinete, magullado y aturdido por la fuerza del golpe, y alzándole del suelo le entraron en una tienda para darle algún socorro. Era un hombre de cuerpo largo y flaco, cara morena y varonil. Al ser levantado del suelo hacía recordar involuntariamente la figura de D. Quijote tendido en tierra después de cualquiera de sus desventuradas aventuras. En los balcones de Bringas agolpáronse todos para ver al caído. -¡Pobre hombre! -exclamó Cordero. -¡Y qué bien iba en el caballo! -dijo la de Porreño. -Se parece al de la Triste Figura -indicó Bringas. [→] -Es el mismísimo D. Quijote -observó Olózaga. Jenara volviose prontamente, y con cierto tonillo de enfado dijo así: -Pues no es D. Quijote, señor discursista, sino D. Tomás Zumalacárregui, apostólico neto y con un corazón mayor que esta casa» (pp. 53-54).
TIPO DE PUBLICACIÓN:
Novela
FECHA:
01/01/1879
PAGINAS:
1. (12), 2. (40-43), 3. (53-54).
IMPRENTA:
Administración de La Guirnalda y Episodios Nacionales
LUGAR DE IMPRESIÓN:
Madrid
MODALIDAD NOVELA:
Histórica
RESUMEN:
Mientras se inicia la inquina de los Apostólicos por la llegada de Mª. Cristina, se produce el enfrentamiento entre Salvador Monsalud y Benigno Cordero por casarse con Solita.
OBSERVACIONES:
El enlace redirige a la edición de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes que digitaliza la edición de Madrid, Imprenta y Litografía de La Guirnalda, 1879. Ilustraciones de los Sres. Mélida, Ferrant, Beruete, Ferriz, Gómez Soler, Alcázar, Hernández Nájera y Mestres a partir de la edición del T. X, Madrid, Administración de La Guirnalda y Episodios Nacionales.
AÑO:
1879
PERSONAJES PRINCIPALES:
Salvador Monsalud
PERSONAJES SECUNDARIOS:
Benigno Cordero. «El héroe de Boteros», Juan Bragas ( de Pipaón), María Cristina de Borbón Dos-Sicilias, Olózaga Almandoz, Salustiano. (Oyón, Álava, 1805 – Enghien, París, 1873)., Soledad Gil de la Cuadra. «Sola» o «Solita»., Tomás de Zumalacárregui
COMO CITAR:
Marieta Cantos Casenave, «Los apostólicos». Proyecto I+D+i «Leer y escribir la nación: mitos e imaginarios literarios de España (1831-1879)» (Ref: FFI2017-82177-P) [fecha de consulta]

Copyright y Licencia Creative Commons

Usted es libre de:

  • La licenciante no puede revocar estas libertades en tanto usted siga los términos de la licencia

Bajo los siguientes términos:

  • Atribución — crédito de manera adecuada, brindar un enlace a la licencia, e indicar si se han realizado cambios. Puede hacerlo en cualquier forma razonable, pero no de forma tal que sugiera que usted o su uso tienen el apoyo de la licenciante.

  • No Comercial — Usted no puede hacer uso del material con propósitos comerciales.

  • Sin Derivadas — Si remezcla, transforma o crea a partir del material, no podrá distribuir el material modificado.

  • No hay restricciones adicionales — No puede aplicar términos legales ni medidas tecnológicas que restrinjan legalmente a otras a hacer cualquier uso permitido por la licencia.
  • No tiene que cumplir con la licencia para elementos del material en el dominio público o cuando su uso esté permitido por una excepción o limitación aplicable.
  • No se dan garantías. La licencia podría no darle todos los permisos que necesita para el uso que tenga previsto. Por ejemplo, otros derechos como pueden limitar la forma en que utilice el material.

«Leer y escribir la nación: mitos e imaginarios literarios de España (1831-1879)»

Departamento de Filología,
Facultad de Filosofía y Letras. Dr. Gómez Ulla nº 1
11003 Cádiz
contacto@imaginariosnacionalesxix.es

Masterfully Handcrafted for Awesomeness

WE DO MOVE

YOUR WORLD

Greatives – Design, Marketing, Sales

Working Hours : 09:00 – 19:00
Address : 44 Oxford Street, London, UK 22004
Phone : +380 22 333 555